El clamor de una hija por la memoria de su madre:“ Lo...

El clamor de una hija por la memoria de su madre:“ Lo de Micaela no fue un homicidio, fue un femicidio”

Compartir

Por Romina Martínez Parfeniuk

Daiana Sosa ( 19) es hija de Micaela Elias  la mesera del Rojo Bar cuyo cuerpo fue encontrado sin vida el 9 de agosto de 2016 a un costado de la Ruta 36 y calle 970 de Bosques. Desde este martes, la familia de la joven moza tendrá frente a frente a  Héctor Velazquez -único detenido por el caso – quién será juzgado por el Tribunal Oral N° 1 de Quilmes.

Hoy Daiana siente dolor y bronca, y un nudo en la garganta que pide a gritos que la justicia no deje impune la muerte de Micaela. A su
corta edad sabe del dolor, del sufrimiento y de la lucha, ya que tuvo que crecer de golpe cuando perdió a su mamá en manos de un asesino; alguien que había intentado una relación afectiva con su mama; alguien ella también conocia: “Héctor”, el remisero que muchas veces la llevo a su casa o a visitar a sus abuelos.

Pedido a la fiscalía

“ Le pido a la fiscal que piense en esta familia que lleva 3 años pidiendo que se haga la justicia que realmente se merece mi mamá, porque esta persona le quitó la vida” expresó la adolescente que se puso al hombro el  pedido de cambio de calificación y justicia:“ Lo de  Micaela no fue un homicidio, fue un femicidio”. 

La familia de la victima tiene temores e interrogantes por la imputación a Velazquez, la ausencia de elementos en la causa que llegó al juicio y muchas dudas que se develarán en el debate del martes 12 en los tribunales de Quilmes.
” Le pido a la fiscal del juicio la doctora Calviño que haga todo lo que esté en sus manos para que la muerte de mí mamá no quede impune, y le suplico que cambie l calificación del delito. Lo de mí mamá fue un feminicidio no un homicidio y Velazquez es un homicida que me quitó a mí mamá y tiene que pagar por lo que hizo” sentenció entre lágrimas Daiana la joven que hoy clamara frente al edificio de Penales de Quilmes justicia por Micaela Elias.

 

Compartir

No hay comentarios