Connect with us

Actualidad

Disfrutar de un baño cualquier día de sol es posible

Published

on

La pandemia que asola el mundo ha provocado que muchas personas se replantearan su vida.

Y es que, el simple hecho de que la sociedad española se hubiera visto obligada a permanecer encerrada en sus casas durante largas temporadas ha contribuido a poner aún más de manifiesto las carencias y necesidades de los hogares y las consecuencias que la escasez de metros conllevaban en lo que a calidad de vida se refiere.

Con la época de entretiempo recién estrenada y los rayos atravesando las ventanas, no pocos las abrían de par en par para disfrutar de un aire más puro que nunca y de una calidez que muy ansiada tras los largos meses de invierno.

Los más afortunados, aquellos que disponían de pequeños balcones, terrazas o jardines, hicieron durante los meses de la primavera de ellos el lugar predilecto, un espacio en el que disfrutar del exterior sin correr riesgos de contagio.

Los días de confinamiento se fueron convirtiendo en semanas y el sol cada vez apretaba más, así que los privilegiados comenzaron a pensar en lo maravilloso que sería poseer una piscina para aliviar un calor que empezaba a asfixiar tanto como las cuatro paredes entre las que la mayoría se hallaban.

La venta de piscinas desmontables y de obra fácil se disparó, así como la demanda y venta de viviendas que poseían un espacio abierto al exterior, todo ello quizás pensando en que era probable y, más que posible, que este año hubiera que renunciar a las vacaciones, principalmente por motivos de seguridad.

En cualquier caso, los que ansiaban darse el primer chapuzón del año tuvieron que elegir entre la infinidad de piscinas existentes en el mercado en la actualidad, entre las que se encuentran las piscinas desmontables, sin duda, las más demandadas durante estos meses debido a las ventajas y versatilidad que ofrecen.

Y es que, pese a que las piscinas de obra son, a priori, estéticamente más bonitas, suponen un elevado coste al que no todo el mundo puede hacer frente. A eso además, hay que sumar las obras de construcción y un mantenimiento más laborioso y permanente. Por eso, son muchos los que optaron por las piscinas desmontables que poder abrir o cerrar a demanda dependiendo del tiempo. ¿Por qué no bañarse en noviembre si el tiempo lo permite?

El enorme abanico de posibilidades que existe en la actualidad permite que se adapten a casi cualquier espacio, son fáciles de utilizar y apenas requieren mantenimiento.

Además, permiten su desmontaje cuando no se vayan a utilizar, precisando de muy poco espacio para permanecer guardadas hasta el próximo chapuzón. Un chapuzón que el caso de estas piscinas no tiene por qué ser el próximo verano, ya que su rápido montaje permite disfrutar de un baño en cualquier momento, como por ejemplo durante el esperado e inminente Veranillo de San Miguel o San Martín.

Pero, además, cuando el uso se limita a unos pocos días no es necesario tratar el agua con químicos, por lo que el agua que contiene la piscina podrá ser empleada para tareas de riego, limpieza o cualquier otra para la que se haga preciso el agua, evitando de esta manera desperdiciar el agua.

Una piscina desmontable puede tener muchas ventajas, pero sin duda, la que destaca por encima de todas, es que permite disfrutar de un baño cualquier día de sol.

Continue Reading
Advertisement

Tendencia

Copyright © 2020 InfoSur Diario. Estamos cerca, informamos mejor.
Aviso Legal | Propietario: SURMEDIOS S.A Redacción y administración: Pedro Bourel 2591 Dto. 5, Florencio Varela, Provincia de Buenos Aires (1888)
Director: José D. Cáceres Teléfono: (+54 11) 2093 7927 | diarioinfosur@gmail.com