Detuvieron a un penitenciario que trabaja en Varela y sospechan que podría...

Detuvieron a un penitenciario que trabaja en Varela y sospechan que podría ser quien ingresaba droga a la cárcel

Compartir

Para los investigadores es la punta del ovillo que podría desenmarañan una intrincada trama por la cual se ingresaría drogas a la cárcel de Varela. Pero,por ahora, la detención de un agente del Servicio Penitenciario que presta servicios en el Complejo Carcelario varelense y, su pareja, mujer policía, es sólo eso y las sospechas de más.

La detención mencionada ocurrió el sábado pasado, cuando el carcelero fue detenido acusado de liderar una red en La Plata y participar en uno de los casos más resonantes de los últimos tiempos, como fue el hallazgo de un cargamento de 8 kilogramos de cocaína entre la provisión de verduras para la cárcel de Varela.

El sábado pasado efectivos de la Delegación La Plata de Drogas Ilícitas y Crimen Organizado desarrollaron un operativo en la localidad de San Carlos contra sospechosos por venta de estupefacientes a quienes se venía investigando.

Según los voceros consultados por Infosur, el guardiacárcel se desempeña desde 2013 en la Unidad Nº 24 de Florencio Varela y durante el operativo en el barrio platense le incautaron una bolsa con 10 gramos de cocaína.

El caso toma dramatismo grotesco cuando se da cuenta que durante el proceso de detención del carcelero y un acompañante llegó al lugar la pareja, una mujer policía, que intentó “chapear” y al recibir negativas tomó las llaves del vehículo y las arrojó a un baldío.

“La mujer es la pareja del guardia detenido y llegó cuando estaba en marcha el procedimiento. Quiso chapear con que es policía y en un momento agarró las llaves del auto y las tiró”, contó uno de los responsables de la investigación al diario platense El Día.

Su situación quedó judicialmente comprometida con cargos de encubrimiento, a partir de lo cual fue apartada de sus tareas como oficial ayudante en el Centro de Altos Estudios Especializados Policiales (55 entre 13 y 14).

También fueron detenidos otros dos hombres, padre y hermano de la oficial con 5 años de antigüedad, quienes irrumpieron detrás de la mujer.

Según indicó la fuente consultada, “llegaron con la intención de increpar al personal. Incluso, los atacaron a golpes de puño”. Finalmente, también cayeron detenidos y ahora afrontan cargos por “atentado y resistencia a la autoridad y amenazas”.

Las identidades del guardia y su pareja, así como las del resto de los detenidos no fueron suministradas por la Policía.

La pareja en cuestión y los familiares ahora procesados viven a pocas cuadras del lugar del operativo. Los investigadores del caso creen que el guardia venía realizando actividades prohibidas por la Ley 23.737, que pena la tenencia y comercialización de estupefacientes en el mismo barrio donde reside.

Para uno de los jefes de la investigación consultados por El Día, esa actividad podría estar ligada también con el tráfico de drogas dentro de la cárcel en la que presta servicios.

“No descartamos que pudiera tener vinculación con el intento de introducción de droga en la misma cárcel en la que trabaja, hace algunos meses, oculta entre cajones de tomates”, deslizó la fuente.

Se plantea la idea de que el penitenciario platense forme parte de una organización con un poder de fuego importante, como para llegar a las entrañas de una cárcel con varios kilogramos de droga.

Compartir

No hay comentarios