Del Halcón al Elche de España, Christian Bragarnik amplía su poder

Del Halcón al Elche de España, Christian Bragarnik amplía su poder

Compartir

(NA) — El empresario Christian Bragarnik amplía su poder y desembarcará en un club de la segunda división de España: el Elche.

Tres fuentes confiables le confirmaron a NA que el representante de jugadores adquirió un paquete accionario y será el encargado de conducir los destinos futbolísticos de la institución, tal como lo hace varios años en Defensa y Justicia.

Incluso, esta agencia supo que Bragarnik se alquiló una casa en Elche, una ciudad ubicada en la provincia de Alicante, para estar más cerca de este emprendimiento.

José Sepulcre, accionista mayoritario de la institución, confirmó la noticia, aunque fue cauto: “Estamos en contacto con Christian, tenemos una muy buena relación, y hay negociaciones. Aún no está nada cerrado, por eso prefiero no dar más detalles”.

Sin embargo, Bragarnik ya tuvo participación activa en el último mercado de pases del Elche al llevar al defensor paraguayo Danilo Ortiz.

Si bien el futbolista no es representado por él, fue el encargado de intermediar en la operación para llevarlo desde Dorados de Sinaloa, el club al cual arrimó a Diego Armando Maradona, hasta España.

Esa institución es propiedad del “Grupo Caliente”, que tiene Xolos de Tijuana, y al cual el empresario asesora hace muchos años al punto tal que negocia con todos los futbolistas y entrenadores argentinos que llegan allí, sean o no patrocinados por él.

A través de su empresa Score Fútbol SA, Bragarnik representa a cerca de 100 futbolistas y unos 15 entrenadores y ha acumulado mucho poder en los últimos años, sobre todo en Argentina y México.

Sin tanta influencia en Europa, en este último mercado de pases dos representados suyos, Darío Benedetto y Lisandro Martínez, pasaron de Boca Juniors y Defensa al Olympique de Marsella y Ajax, respectivamente.

Ambas operaciones fueron realizadas por otro empresario, que hizo las veces de intermediario, para acercar el nombre de ambos jugadores a esas instituciones del “Viejo Continente”.

De profesión abogado, Bragarnik jugó como futbolista en Yupanqui en la Primera D pero se retiró a temprana edad y se puso a trabajar en un videoclub.

Según él mismo se encargó de contar, allí comenzó a grabar partidos como hobby y, luego de armarle un compilado de sus mejores jugadas, vendió a Mariano Monroy, de Talleres de Córdoba, al Irapuato de México.

Compartir

No hay comentarios