Defensa gana, sigue invicto y sueña con el campeonato

Defensa gana, sigue invicto y sueña con el campeonato

Compartir
Foto Sergio Pablos, exclusivo para Infosur

Defensa y Justicia venció este lunes a a la noche a Tigre, que finalizó el encuentro de la 13ra. fecha de la Superliga jugado en Florencio Varela con dos hombres menos, por 3 a 1, y se ubicó tercero en las posiciones a cuatro unidades del líder Racing Club, sosteniéndose además como el único invicto del campeonato.

El “Halcón” se sitúa ahora con 26 unidades a dos de Atlético Tucumán (28), único escolta de la “Academia” (30), aunque con un partido pendiente ante River Plate, mientras que el “Matador” se quedó en la decimoséptima ubicación con 14, aunque eso no es lo peor para el conjunto de Victoria, sino que sigue sumido en la última posición de la tabla de promedios con 0.985.

Y ateniéndose a estos números el comienzo tuvo un arranque lógico, ya que a los cinco minutos el dueño de casa ya estaba en ventaja tras un pelotazo largo de Lisandro Martínez, el ex Newell’s que fue la figura de la cancha y está siendo observado por Lionel Scaloni para sumarlo al seleccionado nacional, que bajó dentro del área visitante el paraguayo Matías Rojas para luego definir con un toque bajo y esquinado que no pudo ser bloqueado por la tardía salida del arquero Gonzalo Marinelli.

En la justeza del pase de Martínez desde unos 40 metros y en el control del ex Lanús estuvo el secreto de la primera conquista de los “verdeamarillos”, que a partir de entonces y ante un Tigre más abierto, comenzaron a repiquetear con insistencia por el área tigrense en pos de aumentar la diferencia.

Pero la mala puntería en algunos casos y el engolosinamiento de ciertos futbolistas en otros le privaron al local retirarse con una diferencia mayor en su haber al cabo del primer período.

Y eso le pudo costar bien caro a los dirigidos por Sebastián Beccacece, ya que el arranque de la etapa final tuvo otra tesitura de juego, con Tigre más adelantado y haciendo lo que había recibido de su rival en la etapa inicial: la presión alta.

La misma fórmula y la misma consecuencia: apenas siete minutos y tras una progresión ofensiva por derecha terminó siendo el experimentado Walter Montillo el que voleó un derechazo a la red del arco defendido por otros ex Newell’s como Ezequiel Unsaín.

La igualdad confundió a Defensa y Justicia y le costó reencontrar el rumbo del partido, algo que no iba a lograr hasta después de los 20 minutos, más precisamente cuando Ignacio Canuto tomó de atrás a Nicolás Fernández cuando este entraba al área y se ganó la tarjeta roja por último hombre.

A partir de ese instante el anfitrión se volcó otra vez decidido al ataque y cuando el ingresado uruguayo Christian Almeida saltó apareado con Marinelli y este rechazó hacia el medio, Fernández puso justicia en el marcador con un suave toque de zurda ante el arco vacío.
Iban 35 minutos y la historia estaba sentenciada, sobre todo cuando antes de los 40 también se fue expulsado el volante visitante Sebastián Prediger.

Y fue victoria de Defensa y Justicia nomás, la séptima en 12 presentaciones, para ratificar por qué es uno de los equipos que mejor juega en esta Superliga de la mano de un entrenador de buen presente y mejor futuro. Como el equipo que dirige.


Fotos Sergio Pablos, exclusivo para Infosur

Compartir

No hay comentarios