Connect with us

Actualidad

Cómo se llaman y dónde viven los tripulantes del submarino San Juan

Published

on

OCHO SON DE LA PROVINCIA DE BUENOS AIRES

 

Entre los 44 tripulantes del submarino ARA San Juan que está desaparecido desde hace ocho días, hay ocho marinos oriundos de Jujuy y otros ocho de Buenos Aires, las dos provincias con más representantes dentro del grupo compuesto por efectivos de al menos 12 de las 23 jurisdicciones, según relevó hoy Télam.

Entre los bonaerenses se cuentan el capitán de corbeta Jorge Ignacio Bergallo (Mar del Plata); los tenientes de navío Fernando Vicente Villarreal (Punta Alta) y Diego Manuel Wagner (Olavarría); y el teniente de corbeta Alejandro Damián Tagliapietro (Béccar).

De la provincia de Buenos Aires también son oriundos el suboficial principal Javier Alejandro Gallardo (Mar del Plata); el suboficial primero Walter Germán Real (Pinamar); y los cabos principales Jorge Ariel Monzón (Caseros) y Luis Alberto Niz (Capilla del Señor).

Los jujeños son el teniente de corbeta Jorge Luis Mealla; el suboficial segundo Hugo Arnaldo Herrera; y los cabos principales Humberto René Vilte, Franco Javier Espinoza, Hugo Dante César Aramayo, Daniel Alejandro Polo, Leandro Fabián Cisneros y Aníbal Tolaba.

Otra provincia con mucha presencia es Salta, donde nacieron los suboficiales segundos Roberto Daniel Medina (Atocha) y Víctor Marcelo Enríquez (Las Margaritas); y los cabos principales Jorge Eduardo Valdez (Hipólito Irigoyen), Sergio Antonio Cuéllar (Salvador Mazza), Alberto Ramiro Arjona (Campo Quijano) y Luis Carlos Nolasco (Miramar).

En tanto, en principio no habría marinos de la ciudad de Buenos Aires, Formosa, Chaco, Santa Cruz, Chubut, La Pampa, Corrientes, Tierra del Fuego, Catamarca, Neuquén y La Rioja; aunque no trascendió el origen de seis de los tripulantes de la nómina leída ayer por la diputada de Cambiemos Silvia Lospennato en la cámara Baja.

El hundimiento del Kursk

El hundimiento del submarino nuclear ruso Kursk en el mar de Barents, el 12 de agosto de 2000, que costó la vida a 118 tripulantes, es la más conocida pero no la única tragedia de sumergibles registrada después de la Segunda Guerra Mundial.

La nave, con dos reactores pero sin armas nucleares, tenía 155 metros de largo, era de la clase Oscar II, los mayores submarinos de ataque o cazadores de la historia naval, y fue izado mediante 26 potentes grúas en una operación que se extendió desde octubre de 2001 a junio de 2002.

Nunca fueron definitivamente aclaradas las causas del desastre, sobre el que se tejieron hipótesis que van desde la colisión con un submarino de otra bandera hasta un desperfecto en un torpedo.

También en la era postsoviética, el 30 de agosto de 2003 se hundió el submarino K-159, con 10 miembros de la tripulación -de los cuales uno pudo salvarse-, otra vez en las gélidas aguas del mar de Barents, en el océano Ártico.

En este caso, el accidente fue atribuido a un desperfecto en el sistema de flotación causado por una tormenta.

En cuando a la Marina estadounidese, el accidente que se cobró más vidas fue el hundimiento del submarino USS Thresher, que en 1963 causó la muerte de sus 129 tripulantes. Se hundió en el océano Atlántico a 2.560 metros de profundidad por fallas nunca aclaradas por completo.

En abril de 1970, el submarino soviético K8 se hundió con 52 tripulantes en el Golfo de Vizcaya, en el Atlántico norte, como consecuencia de incendios.

A su vez, el submarino nuclear USS Scorpion de Estados Unidos se hundió en 1968 con 99 tripulantes a unas 700 millas de las islas Azores en el Atlántico, a más de 3.400 metros de profundidad, sin que se hayan divulgado las causas de la tragedia.

Continue Reading
Advertisement

Tendencia

Copyright © 2020 InfoSur Diario. Estamos cerca, informamos mejor.
Aviso Legal | Propietario: SURMEDIOS S.A Redacción y administración: Pedro Bourel 2591 Dto. 5, Florencio Varela, Provincia de Buenos Aires (1888)
Director: José D. Cáceres Teléfono: (+54 11) 2093 7927 | diarioinfosur@gmail.com