Estamos Cerca,
Informamos Mejor
Facebook Twitter Youtube
Sabado 26 Julio de 2014

RECOMENDA ESTE ARTICULO
Falleció un amigo del Sanador y no atiende hace tres semanas

LA HORA MÁS DRAMÁTICA DEL HERMANO PASCUAL

29/08/2013

El Hermano Pascual.

Es uno de los momentos más dramáticos por los que atraviesa el Hermano Pascual, el reconocido sanador de Varela que tiene seguidores en todo el país. Un amigo íntimo de la familia falleció en los últimos días lo que provocó la suspensión de sus actividades en el “Campito”.
La ausencia del Sanador más famoso del país generó una creciente ola de rumores que preocupó a los miles de seguidores que encuentran consuelo en sus palabras y en sus manos. La catarata de llamados a la redacción de Infosur sostenía con notable conmoción que Pascual había fallecido. Otros, más prudentes, señalaban que era la esposa la que había dejado de existir.
Según información recabada por este medio, ninguna de las dos es real. Un amigo íntimo de la familia, a la que Pascual consideraba prácticamente un hermano, falleció en los últimos días y provocó un hondo pesar.
La ausencia del Hermano durante las anteriores tres semanas y un visible cansancio reflejado en el rostro en la última jornada en la que atendió hizo correr la versión que espantó a los creyentes.
Según se pudo saber, durante el mes de agosto sólo estuvo en la primera semana del mes atendiendo a sus seguidores, que llegan de todo el país. Luego como es habitual, Pascualito viaja rumbo a Entre Ríos, en busca de tranquilidad y estar con los suyos.
Según datos que pudo recoger este medio, el último martes volvió a aparecer en el Campito de La Capilla, para la alegría de quienes semana tras semana se acercan a escuchar la misa. En esta ocasión, cuentan quienes estuvieron en el lugar que Pascual tomo el micrófono y brindo su mensaje a la gente y luego la misa prosiguió de la mano del Padre Aníbal. Allí se confirmó que por cuestiones personales, no habría  de desarrollarse actividad los días siguientes por parte del quien muchos consideran un emisario de Dios en la tierra. Los problemas personales habrían sido el deceso del amigo de la infancia.
RADIOGRAFÍA DEL SANADOR

Se llama Pascual Donato Morel. Nació el 17 de mayo de 1965 en Villa Guillermina, provincia de Santa Fe, la cuna de la Forestal, la empresa inglesa que se llevó todo el tanino de los quebrachales en el Siglo XIX. Es decir que cumplió 48 años.
Profundamente Católico, Pascual supo cursar sus estudios teológicos en la escuela del Perpetuo Socorro, sobre la avenida Calchaquí en Quilmes. Los martes y viernes a la noche aparecía en las aulas ataviado con su poncho bordó, una compañía infaltable en su apariencia, igual que su larga barba blanquecina. Allí se ordenó de Ministro de la Eucaristía y después de Diácono Permanente, un estadío previo al sacerdocio, pero sin la obligación del celibato. Por eso sus seguidores hablan de misa, previo a la atención espiritual. En realidad, técnicamente lo que Pascual hace es la Celebración de la Palabra y de la Eucaristía. Para eso se preparó y la iglesia lo reconoce como Laico.
Fue durante ese tiempo, en los finales de la década del 80, cuando el extinto Obispo Jorge Novak admitió que Pascual “tenía el Don de curar”. Su fama ya trascendía las fronteras del obispado y “atendía” en un templo de Quinquela Martín N° 1348, en el barrio de Zeballos, en Florencio Varela. Justamente ese es el lugar donde ahora reside, aunque trasladó sus actividades a la zona rural.
Nunca fue amigo de la prensa, no otorgó entrevistas a lo largo de todos estos años, ni siquiera para confirmar o desmentir el fuerte rumor de que curó a la famosa conductora de televisión Lidia Satragno, más conocida como Pinky.
Los que fueron alguna vez no se cansan de repetir que cura con sólo verte. Que sus palabras traen alivio al sufriente. Que su sonrisa carismática y su hablar pausado provocan tanta fe que los fieles se multiplican de boca en boca. Que tiene un magnetismo especial que estimula a multitudes a concurrir a su “campito” provenientes desde distintos rincones del conurbano y el país.
La ausencia por tres largas semanas provocó el temor entre los seguidores que escucharon las versiones sobre su muerte o la de su esposa. Aunque ninguna de las dos es cierta, Pascual pasa su momento más dramático por la muerte de un íntimo amigo que le tocó el corazón. Se estima que el 8 de septiembre podría volver a atender.

 

GALERIAS

Este articulo no tiene galerias

COMENTARIOS

Aun no se han producido comentarios