15 años para el ex de Gina Certoma :”Las mujeres no nos...

15 años para el ex de Gina Certoma :”Las mujeres no nos tenemos que callar. No estamos solas “

Compartir

Por Romina Martinez Parfeniuk

El Tribunal Oral N 5 de Quilmes condenó en el mediodía de ayer a Ezequiel Fariña a la pena de 15 años de prisión por intentar matarla prendiendola fuego en la casa que compartían en Quilmes Oeste. La condena emociono a los familiares de Gina Certoma que presenciaron la lectura del veredicto y también a las personas que aguardaron en las puertas de la dependencia judicial.

Por las altas temperaturas la calle Alem al 400 de Quilmes era un infierno, similar al que según se demostró en el juicio vivía Gina de hoy 22 años con quien era su pareja. Ni la lluvia de la primer audiencia, ni el calor del día del veredicto mermó la presencia de personas que acompañaron a la víctima y su familia.Las vereda del TOC permanecieron colmados en cada uno de los debates por Gina.

Ayer afuera integrantes de MST, Comisión de Mujeres de Quilmes y Movimiento Dignidad; adentro en la sala de audiencias: Gina sus hermanos, padres, abuela y demás familiares. Todos nerviosos aguardando la lectura del veredicto que al ser informado por la secretaria del Tribunal hizo que fluyeran sonrisas, lágrimas y abrazos.
Si, Ezequiel Fariña el ex de Gina; el que la intento matar rociandola con alcohol y prendiendola fuego fue condenado por unanimidad por los jueces los jueces Gustavo Farina, Juan Martin Mata y Mónica Rodríguez a la pena de 15 prisión por ser autor penalmente responsable de delito de ” Homicidio agravado por ser cometido contra una persona con la que ha mantenido una relación de pareja,por tratarse de un hecho cometido por un hombre contra una mujer , con violencia de género en grado de tentativa”.

Emoción dentro y fuera de la sala

“Estoy nerviosa” se le oyó decir a Gina siendo tranquilizada por una de sus hermanas. Atenta al veredicto, la joven que aún se recupera de las secuelas de la quemadura en el rostro, cuello, brazos, torso,pecho y extremidades; se emociono al oír la condena y monto de pena y se fundió en un abrazo con su madre, padre, abuela y hermanos.
Luego el mismo abrazo recibió el cuerpo de la fiscal del juicio Dra. María de los Angeles Attarian Mena con quien intercambio palabras y agradecimientos.
A metros de la pudo ver la abuela de Gina, mujer que durante las jornadas del debate escuchó atentamente todo lo que se narro; también nerviosa con un sus puños cerrados hasta que escuchó ” 15 años” momento en que alzó su mano con el puño aún cerrado y con lágrimas en sus ojos celebró la decisión de la justicia.

El condenado será notificado en la Unidad Penitenciaria

Ezequiel Fariña el ex de Gina, no estuvo presente en la lectura de su condena ya que,según informó la secretaria del Tribunal 5 de Quilmes, no habría sido trasladado por el servicio penitenciario y será notificado en las próximas horas.

Ni Una Menos

Al salir del Tribunal, Sara – mamá de la joven víctima- fue la encargada de informarle a las más de cincuenta personas que se hicieron presentes y los acompañaron durante todo el juicio la resolución judicial, la cual fue
recibida por un gran aplauso.

Luego Gina le habló a la multitud agradeciéndoles su apoyo: “Gracias por venir. Esto es una lucha que hay que seguir… Las mujeres no nos tenemos que callar. No estamos solas …De corazón gracias por venir… Esta es una caricia al alma” manifestó la joven abrazada por sus padres.

El caso

El ataque a la Gina ocurrió el 3 de enero de 2017 en la vivienda de barrio Parque Calchaquí, donde convivía con Adolfo Ezequiel Fariña. Este la rocio con alcohol en el rostro y encendió las llamas que la quemaron en un 70 % de su cuerpo. Fue internada en el Hospital Isidoro Iriarte, trasladada al Hospital Británico donde permaneció 4 meses. En este lugar se le realizaron, durante su internación, tres operaciones por semana. Su cuerpo hoy muestra las marcas que le dejo el fuego, todavía y por mucho tiempo más deberá realizarse tratamientos e intervenciones quirúrgicas para mejorar su calidad de vida.

 

  

Compartir

No hay comentarios